HIJO.DEL.HIJO

Fragmentos del Ser >>> símbolos, indicios, iconos, signos, metáforas, la nada, el todo, el tiempo, el espacio, la existencia.

El último "¡ajá!": Martin Gardner RIP

6/06/2010 10:56:00 p.m. / Comments (0) / by H.d.H.


Publicado en Radar, Página/12, el 30.05.2010

Por Federico Kukso


Y un día la raíz cuadrada lloró. Y a su llanto desatado se le sumaron en cadena los demás integrantes del lenguaje silencioso del universo, las matemáticas: signos (+, -, *, %, /, =, ^, [, ], >, <), números (naturales, racionales, imaginarios, complejos, infinitos, negativos), ecuaciones, axiomas, teoremas, figuras geométricas. Y más. Hasta la tan esquiva “x” no lo resistió y su inexistente cara conoció las lágrimas. El había muerto. El, quien en casi un siglo de vida había hecho suyas las funciones de un traductor, hechicero, mago, presentador de ceremonias y hasta se había puesto el traje del amigo que sabe y no esconde sus conocimientos, les había dicho chau y hasta siempre al mundo y a todos los seres –reales e imaginarios– que habitan en él. La muerte de Martin Gardner tomó por sorpresa al planeta. De hecho, muchos ni siquiera la registraron ya sea, o bien por ignorancia de su existencia y del peso de su colosal obra en la cultura, o bien por no haber logrado diluir aún el éxtasis festivo del Bicentenario.

Pero a Gardner nunca le importaron mucho las opiniones ajenas y no se hubiera inmutado al saber que millones de personas todavía no lo conocen ni escucharon hablar de él. Los objetivos-guía de su vida siempre los tuvo bien claros: además de incentivar el pensamiento y pretender sacar del mapa a las pseudociencias y a los charlatanes (parapsicólogos, astrochantas y cazadores de enanitos verdes al estilo Fabio Zerpa), este hombre de curiosidad omnívora y que esquivó balas en la Segunda Guerra Mundial se autoasignó el deber de espantar aquel miedo atávico que –supuestamente– irradian las matemáticas y lograr que a grandes y chicos se les prenda la lamparita y comprendan de una vez por todas que no se trata de un saber secreto reservado sólo para unos pocos mortales.

Y eso que las únicas clases de matemáticas que había tomado en su vida habían sido las de la secundaria. Quizás ahí estuvo el secreto del éxito de este filósofo y escritor estadounidense nacido en Tulsa, Oklahoma en 1914, considerado uno de los divulgadores científicos más importante de todos los tiempos: Martin Gardner hablaba y escribía sobre matemáticas como ningún matemático.

En sus columnas mensuales en la revista Scientific American –Juegos Matemáticos, publicadas entre 1956 y 1981–, en su libro Alicia anotada –en el que revela como nadie los acertijos, juegos y símbolos de Alicia en el país de las maravillas y Alicia a través del espejo de Lewis Carroll–, sus explicaciones sobre las paradojas visuales de M. C. Escher y en el resto de sus 70 obras le dio forma a aquel subgénero conocido como “matemáticas recreativas” que a través de juegos, adivinanzas, ilusiones ópticas, problemas de deducción, observación e ingenio buscan disparar en el lector “Reacciones ¡Ajá!” (Gotcha! reaction, como las llamó) o sea, aquel chispazo mental o efecto de asombro que despierta el resolver o percatarse de los secretos de un desafío.

Sin embargo, su pasión por las matemáticas –que la transmitía siempre con un estilo ameno, fluido e irónico y tendiendo puentes con el arte y la literatura– ocupó una fracción en su vida. Porque Martin Gardner más que un hombre que mostraba cuán fácil era aquello que parecía tan difícil fue un maestro de la duda: junto a sus amigos Carl Sagan e Isaac Asimov creó en 1976 el Comité para la Investigación Científica de las Afirmaciones de lo Paranormal con el que se convirtió en el desenmascarador de fraudes científicos más inteligente de nuestra época. Desde ahí dirigió su azote contra la cienciología, los productores de mitos y falacias y los cultivadores de falsas creencias (su último artículo publicado se tituló La pseudociencia de Oprah Winfrey). “Durante más de medio siglo, Martin Gardner ha sido el faro más luminoso en la defensa de la racionalidad y la auténtica ciencia frente al misticismo y antiintelectualismo que nos rodea”, llegó a decir de él el gran paleontólogo Stephen Jay Gould.

Maestro de activistas ateos (del biólogo Richard Dawkins al siempre corrosivo Christopher Hitchens), Gardner hizo escuela: influyó en más de una generación e impulsó siempre a divulgar lo bueno, rechazar lo malo y denunciar lo falso. Y su ausencia ya se siente. A tal punto que su amigo y colega James Randi –mago y declarado enemigo de la parapsicología– lo despidió en su blog diciendo: “Los escépticos nos hemos quedado un poco huérfanos. Mi mundo es ahora un poco más oscuro”.

Martin Gardner, maestro de los juegos y pasatiempos matemáticos, murió el pasado sábado 22 de mayo, a los 95 años, en un hospital de Norman, Oklahoma, Estados Unidos. Entre sus principales libros figuran Circo matemático; Viajes por el tiempo y otras perplejidades matemáticas; ¿Tenían ombligo Adán y Eva?: La falsedad de la pseudociencia al descubierto; Alicia anotada; La ciencia: lo bueno, lo malo y lo falso.

Hombres de ciencia, hombres de fe

6/05/2010 07:18:00 p.m. / Comments (0) / by H.d.H.

Publicado en RADAR, Página/12, 23.05.2010

Por Federico Kukso

John Locke y Jack Shephard. Jack y John. Muy a pesar de Jacob, del humo negro sin nombre ni apellido, del accidente aéreo, de la Iniciativa Dharma, de la escotilla y del resto de los náufragos de peinados perfectos y que aparentemente nunca van al baño, Lost –la primera obra de arte transmediática del siglo XXI– siempre fue algo más: un planeta complejo, caótico e impredecible con dos polos bien definidos, o sea, dos visiones del mundo antagónicas pero coexistentes que dialogan, chocan y se sacan chispas. De un lado del ring, la fe, el dogma y la creencia acérrima en el destino corporizada en Locke. Y del otro, la razón, la ciencia, la duda metódica, el acento en la evidencia y el poder de la observación, todo esto y más personificado y condensado en Jack, el neurocirujano de brazo tatuado, cuyo ojo abre la serie –y seguramente la cierre– en un primerísimo primer plano.

“El show se bambolea entre lo sobrenatural y la ciencia actual, ficción y realidad, y se mezclan las explicaciones científicas con la magia y el mito”, certificó hace unos años Damon Lindelof, uno de los cerebros detrás de la adicción. Y así fue: esa tirante tensión constituyó desde el arranque uno de los motores principales de esta experiencia narrativa hipertextual –con temas que se conectan siempre con otros temas– que no deja de atrapar, desorientar, confundir y volver a atrapar.

Las piezas estaban ahí, a la vista: los nombres de ciertos personajes clave como Daniel Faraday –bautizado en honor al físico y químico inglés Michael Faraday (1791-1867), uno de los pioneros en el estudio del electromagnetismo–, George Minkowski –referencia al matemático alemán Hermann Minkowski (1864-1909), especialista en teoría de números y la teoría de la relatividad– y Eloise Hawking –en honor al astrofísico inglés Stephen Hawking, cuyo best-seller, Breve historia del tiempo, apareció dos veces en la serie–; la repetición de una ecuación matemática –la “ecuación Valenzetti”: 4, 8, 15, 16, 23 y 42–, un teorema inventado para la mitología lostiana que predice el número exacto de años y meses hasta que la humanidad se extinga a sí misma. Y, sobre todo, la alusión a conceptos de mecánica cuántica, relatividad y otras disciplinas como “energía electromagnética”, el “efecto Casimir”, “agujeros de gusano” y, sobre todo, “materia exótica”, ni más ni menos que “el combustible básico para los viajes en el tiempo”, en palabras del popular físico teórico Michio Kaku, que escribió largo y tendido sobre estos ejemplos de ciencia pop.

Mientras que en la mayoría de las series de ciencia ficción las ciencias actúan superficialmente como maquillaje –un lenguaje críptico para otorgarle a la historia un velo de seriedad–, en Lost fueron cruciales, principalmente a lo largo de la cuarta temporada, cuando se revelan los experimentos de los científicos de la Iniciativa Dharma en la Estación Seis o La Orquídea, en los recordados “videos de orientación”. De hecho, las ciencias –física, sociología, antropología– constituyeron una pieza narrativa central del rompecabezas: el ancla de Lost, el contrapeso del cual se valieron los guionistas para que la historia –¿pensada desde un principio?– inquietase y desconcertara con sus adorables delirios dentro de un marco de cierta racionalidad.

Sin embargo, cuando los guionistas ya no precisaron de este elemento (la retórica física, los pizarrones colmados de fórmulas y garabatos, los personajes con bata blanca) para inquietar y disparar infinitas conjeturas e interpretaciones en el espectador, simplemente, lo apartaron del mapa. Y la bipolaridad –“hombre de ciencia, hombre de fe”– simplemente se licuó.

Con la metamorfosis de Jack y su grito desesperado de “¡tenemos que volver!” (a la isla), la balanza terminó por inclinarse hacia el lado del discurso fantástico y mitológico, lo incalculable e inaprehensible, un ámbito sin certezas ni puntos de equilibrio, sin respuestas últimas.

Por eso, Lost será recordada, además de por haberle dado la espalda al canon televisivo estadounidense (el de los finales felices y donde todas las puertas abiertas finalmente se cierran), por haber sido un experimento –una droga televisiva– donde las preguntas y las dudas fueron, antes que los actores, las verdaderas estrellas.

versus

3/19/2010 11:07:00 p.m. / Comments (0) / by H.d.H.

Querés pensar que hay gente verdaderamente buena. Que ahí, detrás de la pantalla --donde ocurre todo, donde está la acción tantas veces referenciada--, hay seres, individuos que no te quieren cagar, no van a pensar mal de vos, no quieren quitarte el trabajo. Seguro que la hay. Te decís que tenés que ver el vaso medio lleno. Pero no si quiera lo ves medio vacío. Ves sólo un vaso, que está ahí, que no te animás a tomar. Y sin embargo, tus pensamientos se mezclan. No es que sospeches que el mundo está contra vos. Pero tu matriz de pensamiento no cambia permanece siempre la misma: el otro es una competencia, él/ella es una amenaza.

despertate

1/16/2010 07:04:00 p.m. / Comments (0) / by H.d.H.


http://www.gregorcollienne.com

El dolor de las mascotas

1/08/2010 10:59:00 p.m. / Comments (1) / by H.d.H.

El sufrimiento de una mascota es peor que el de toda la humanidad. Peor que la muerte del cantante de patillas, peor que todo aquello que se llame realidad. Y no porque los animales estén por encima de los seres humanos o siquiera en el mismo plano de igualdad. Sino porque ellos no pueden expresar con palabras su dolor, porque no pueden entender qué ocurre, qué es esa clínica donde lo llevaste, por qué a la noche no estás con él. El dolor de las mascotas es silencioso. Y ése es el peor dolor de todos.

Palabras

12/28/2009 12:52:00 p.m. / Comments (0) / by H.d.H.

Twitter - Darwin - Exoplaneta - Cambio climático - Turismo espacial - H1N1 - Hadrón - Bosón de Biggs - Cloud computing - 2.0 - Gripe porcina - LHC - iPhone - Facebook - GMail - Google Maps - Android - Hackers - Ciberguerra - Wikipedia - Software Libre - Windows 7 - Ubuntu - Photoshopeado - Apple - Steve Jobs - MP3 - Firefox 3.5 - Kindle - Nook - Flickr - Fotolog - Luna - LCROSS - Blu-ray - HD - Trasvestismo virtual - World of Warcrafts - BlackBerry - Geoingeniería - Realidad aumentada - Microblogging - Destaggear - Mozilla - WordPress - Spam - Evolución - Virgin Galactic - Netbook - Wi-Fi - Touchscreen - Widgets - Banda ancha - Cultura libre - Blog - Flog - Videolog (Vlog) - Google Chrome - Snow Leopard - Taikonauta - Marte - GPS - WebCast - NASA - ESA - Cassini - Titán - Materia oscura - Xenotrasplantes - Carne artificial - Año Internacional de la Astronomía - Hologramas - Sexting - Wii - Proyecto Natal - Nanotecnología - Bing - DRM - Marketing viral - 3G - Safari - Glise - Spirit - Opportunity - 40 años en la Luna - Cohete Ares - Transborador espacial - Galileo - Vimeo - Google Wave - Comunidad - Windowsphone - Wolfram Alpha - Cyborgs - Telescopio Kepler - Observatory Herschel - Origen de las especies - Delicious - Skype - Hulu - Spotify - World Wide Telescope - Asimo - Zune - Farmacogenética - Ballard - Infoxicación - iPhone 3G S - Kindle DX - Universo - Galaxias - Agua - Inteligencia artificial - Internet espacial - Genes - Ribosoma - Nobel - Chip - P2P - Cerebro - Wireless - 3D - Mercurio - Lluvia artificial - Redes - Células madre - Reboot - Formatear - Conferencias TED - Inspiration Fest - OneDotZero - Bioarte - Untitled - Pendrives - Web 3.0 - Technium - Reconocimiento Facial - BitTorrent - JDownloader - Spam - Street View - PS3 - Hadopi - CERN - Chrome OS - Halo - Modern Warfare 2 - Batman: Arkham Asylum - DJ Hero - Borderlands - New Super Mario Bros - Geo-Defense Swarm - Scribblenauts - Halo 3: ODST - Assassin's Creed 2 - Uncharted 2 - Enanas marrones - Nexus One - Brain Trainer - Nintendo DS - Neurogimnasia - Richard Dawkins - Craig Venter - Hotmail - Taringa - Tuenti - Emule - Bebo - Hi5 - Dailymotion - Spore - Wii Fit - Energía Solar - LED - Otaku - Meme - Digg - Telescopio WISE - Impresora 3D - Microsiervos - Capitán Intriga - Zanoni - eBlog - Kottke - Pérez Hilton - TMZ - The Huffington Post - Lifehacker - Metafilter - Freakonomics - Wikinomics - BoingBoing - Zen Habits - Generación Y - Mashable - Dooce - Bad Astronomy - TechCrunch - Gawker - Tim Berners-Lee - Popurls - Craiglook - Shop Goodwill - Amazon - Kayak - Netflix - Etsy - PropertyShark.com - Redfin - Internet Archive - Kiva - Metacritic - Pandora - Last.fm - Musicovery - CouchSurfing - Game over

>>>>>>> ! <<<<<<<

12/26/2009 02:07:00 a.m. / Comments (2) / by H.d.H.


volví.

rueda de hamster

10/08/2009 11:41:00 p.m. / Comments (1) / by H.d.H.

Estás cansado: de todos, de vos mismo, de esa cara que está siempre del otro lado del espejo. Estás harto: de hacer todos los dias lo mismo, de ver a la misma gente, de soportar a la misma gente, de esquivar personas en la calle, en el subte, apilarte en los colectivos, luchar contra las baldosas flojas los días de lluvia, los techos con goteras, los cuelgues de las máquinas, el multitasking, las exigencias, la inutilidad ajena, todo. Pensás en cambiar todo pero nada cambia. Es así. Sos así. Tu mundo es así. Y al final del día te dormís, y horas después te despertás para empezar todo otra vez. Una, dos, miles de veces.

risa

10/04/2009 03:32:00 p.m. / Comments (0) / by H.d.H.

Ríen porque no pueden llorar. Ahí no, en el trabajo, frente a aquellos extraños con los que pasa la mayor parte de su vida. "¿No se murió todavía?", repiten sin entender mucho sus palabras. En realidad, ríen porque si lo piensan bien, la muerte (o casi muerte) de la persona que aluden funciona como espejo de sus propias vidas. La ironía, el sarcasmo, el humor negro y macabro se mezclan y se vuelven irreconocibles. Y lo vuelven a hacer: Ríen porque no pueden llorar.

La búsqueda

9/18/2009 11:03:00 p.m. / Comments (0) / by H.d.H.

Buscás algún tipo de reconocimiento que no vine. Y aún así, lo seguís haciendo. Todos los días, aunque no te lo pidan: sin decirlo, sin pensarlo, buscás algo a cambio. Y no sabés muy bien qué es. No es tu trabajo, pero igual les apagás los incendios. Quizás buscás un "gracias", una sonrisa, un sentimiento de estar en deuda. Quizás sólo querés pertenecer, sentir que otros advierten tu existencia y así, dejar de sentirte tan invisible.

La rueda

9/13/2009 01:01:00 a.m. / Comments (0) / by H.d.H.

Hay momentos en los que te tildás y la realidad entra en pausa. Tanto que repetís tu nombre y apellido diez, veinte veces y lo notás extraño (¿ese es tu nombre? ¿ese conjunto de palabras y fonemas te define?). Y en ese preciso momento, en un subte lleno, cuando mirás hacia la oscuridad exterior del tunel, e intentás hacer pie para no caer encima de otro, la realidad --tu realidad, que es, al fin y al cabo,la que importa-- se te viene encima. Todos tus años, todas tus experiencias, todos tus conocidos, todos tus sueños y frustraciones se condensan en sólo una idea, en una gota de pensamiento. Y te pega. Y te das cuenta que tu vida no es muy distinta a la de un hamster en su rueda: te despertas, comes, trabajas, dormis, te despertas, comes, trabajas, dormis. La rueda gira y gira. Hasta que un día se detiene. Y basta.

Ya!

9/13/2009 12:56:00 a.m. / Comments (0) / by H.d.H.

Todo (o casi todo) debería ser así, espontáneo, catártico, compulsivo. Ya, decirlo de una, sin chequear, sin ordenar, sin planificar o maquillar una frase, una idea, un pensamiento. Decirlo como sale, sin mirar atrás, produce una sensación de liberación canalizable por la escritura, ese rush que se vuelve letra, palabra, párrafo, blog. Sólo escribir, sólo decir, sin pensar qué se dice, cómo se dice. Esa es la tarea del día.

Realidades

9/07/2009 07:14:00 p.m. / Comments (2) / by H.d.H.

Pese a que intenten una y mil veces imponerte su unidimensionalidad, no hay una sola realidad. Ellos (¿quiénes?) buscan hacerte creer que sí, que es una sola, tal cual te la pintan, pero en verdad hay varias realidades, varias formas y estructuras de vida. Sí: existe una realidad sin Tinellis, sin Susanas, sin Mirthas, sin "famosos". Decirlo es fácil, pero cuesta esquivar estas imposiciones: no basta con no prender el televisor. En reuniones familiares o de amigos, en el trabajo, en lo del verdulero se habla de ellos como si vos los conocieras, como si vos también los hayas puesto ahí arriba, en ese olimpo inalcanzable donde se sitúan los personajes (y no personas) que no van al baño, que no sufren. Hay que insistir: existe una vida sin "ricos & famosos".

Invenciones

6/08/2009 09:00:00 p.m. / Comments (3) / by H.d.H.


Caminás dentro de una burbuja. Pensás, así, que al calzarte los auriculares y bajar o subir la mirada estás y no estás: caminás como peatón pero te abstraés de todo pedido de indicación de calles, de todo reclamo urbano. Porque atravesar la calle, los pasillos del subte y demás intersticios urbanos no es para vos un fin, es un medio que preferís que no esté, pero indefectiblemente está. Justo en ese momento en el que te apiñan en un vagón como sardina, deseás que el teletransportador salga por una vez del guión de las series de ciencia ficción para rescatarte. No es sólo una cuestión de ahorrar minutos, horas eternas que ni siquiera podés llenar leyendo un libro, una revista en una posición incómoda. Es una cuestión de repulsión física, de no querer ser visto, examinado, de no querer ser rozado por ellos, los otros, invenciones de un país a la vez inventado, una comunidad inasible y que nunca vas a terminar sintiendo tuya.

Duelo visual

5/11/2009 11:39:00 p.m. / Comments (3) / by H.d.H.


Son segundos nomás. Diez, a lo sumo 20, los suficientes como para cruzar miradas e imaginar la vida del otro: entre el que sube y el que baja en las escaleras mecánicas (paralelas o enfrentadas) se tiende una relación aún no nominalizada. No existe palabra para describirla. Sin embargo, está: mezcla de deseo, de interrogatorio, de lo que sea, el que sube y el que baja --el que va y el que viene-- se escudriñan mutuamente desde la primera elevación a la última en una especie de duelo visual, un choque que se olvida una vez que se pone un pie en el piso y se enfila hacia el punto de destino.

La silla eléctrica

4/27/2009 09:41:00 p.m. / Comments (1) / by H.d.H.


Pasás más tiempo sentado en esa silla que acostado en tu cama. Y aun así, ves aquel lugar, tu escritorio, tu computadora, tus papeles (aunque en realidad ninguno de esos objetos son realmente tuyos) como un espacio ajeno, un lugar que por más que lo personalices con tus Firefox addons, tus wallpapers, tu propia y única (des)organización nunca vas a sentir del todo cómodo. Porque sabés que mientras estás ahí, martillando, la vida pasa: pasa por otro lado. Lejos de caer en una postura anárquica, te resignás, intentás arrojar la mirada hacia alguna ventana pero sabés que donde estás no hay ventanas. Así que imaginás: qué ocurre en ese preciso momento en aquel lugar donde fuiste de vacaciones recientemente. Ese lugar que al volver parece haber desparecido. Pero no: está ahí, mientras vos estás acá.

El reino del pulgar

4/21/2009 03:16:00 a.m. / Comments (0) / by H.d.H.


Apagás la tele, apagás la luz, prendés el celular, apretás "PB", prendés el grabador, apagás el grabador, encendés la computadora, encendés el monitor, martillás teclas, palabras, ideas, párrafos, oraciones que desaparecen luego de esfurmarlas con "DEL", "Supr", deslizás la pantalla del celular, el pulgar presiona acá y allá, apagás la computadora, apagás el monitor, apretás "3", prendés la luz, la tele, apagás el celular. Te apagás.

Un día

4/21/2009 03:11:00 a.m. / Comments (0) / by H.d.H.


Un día vas a descubrir que todas las horas sin dormir, todas las veces que apretaste los dientes, todos esos momentos en los que te estallaba la cabeza y los ojos se te secaban, no sirvieron de nada. Porque el mundo va a seguir dando vueltas sin vos. Pasarán décadas, siglos, milenios y el universo no habrá notado tu existencia. ¿Y entonces? ¿Mejor no hacer nada? ¿Para qué sacar el pie de la cama? La condena a la mediocridad es peor que la intrascendencia: saber que podés hacer más y no lo hacés es es el peor crimen personal.

Desgarro

4/21/2009 03:02:00 a.m. / Comments (0) / by H.d.H.


En el día, en la vida, hay instantes muertos, momentos que no son lo suficientemente largos como para llamarse horas ni cortos para ser minutos en los que el mundo se detiene; desaparece, así porque sí. Por ejemplo, el lapso que separa estas acciones: cuando encendés el gas, das media vuelta el botón de una hornalla y cuando raspás un fósforo contra el lomo rugoso de la cajita roja de patitos. Ahí, en los segundos que separan la apertura de la hornalla y el roce del fósforo hay una brecha: un instante en el que tu tejido del espacio-tiempo se desgarra para recomponerse apenas se hace la luz y tenés en tu mano algo tan básico --pero tan especial-- como el fuego.

Misterios sin resolver

4/14/2009 12:36:00 p.m. / Comments (0) / by H.d.H.


Ciertas preguntas están definitivamente mal formuladas. En el caso del clásico dibujito, por ejemplo, lo correcto no sería preguntarse por qué el Coyote no logra cazar al Correcaminos (salvo la reciente y última versión en que finalmente, vence). Lo que uno debería preguntarse --si uno no lo hizo ya-- es más profundo y tácito: ¿hacia dónde corre el Correcaminos? De blanquearse este interrogante, las cartas de este velocista de la naturaleza se caerían. Quedaría expuesto su vacío existencial: no corre hacia ningún lado. Sólo corre porque al correr existe como entidad. Sólo al correr es Correcaminos. Cuando no corre es otra cosa o simplemente, no es.

Setentoso

4/11/2009 06:57:00 p.m. / Comments (1) / by H.d.H.


Ver una película de los setenta/ochenta o sobre los setenta/ochenta implica reconocer un cambio fisiológico: no sólo son distintos los cortes de pelo, las formas de adornar la cara (bigotes, patillas) o de vestirse. Los cuerpos son básicamente distintos. Se advierte en detalles pero es como si hubiera existido por entonces --sin que ellos lo supieran-- otro régimen corpóreo. Así como el look "flaco-lánguido" hoy caracteriza a la tribu flogger y mucho no llama la atención, por entonces dominaba lo que ahora puede ser reconocible como el look YMCA. No sólo como estereotipo gay sino como imagen física de una generación que de un día para otro se transformó en otra cosa y al hacerlo, dejó de ser.

Precipicio

4/10/2009 07:20:00 p.m. / Comments (1) / by H.d.H.


Una imagen no dice todo pero dice algo. De vos, de lo que pensás en cierto momento dado, de lo que querés, de lo que deseas pero aun no sabés que lo deseas. Esa sensación que se esconde por debajo de tus obligaciones, de tus rutinas que hacen que tu vida sea predecible y uniforme. Y ahí está él --vos-- al borde de ese precipicio con un sólo bastón como sostén. ¿Adónde mira? ¿Qué mira? ¿Se mira a sí mismo? ¿Qué está pensando en este instante? ¿Y vos?

Simplemente eso

4/10/2009 07:16:00 p.m. / Comments (1) / by H.d.H.

Volvés cuando nadie te echó. Escribís cuando nadie te pide que escribas y cuando sabés que no tenés razón por la cuál hacerlo. Simplemente lo hacés porque te gusta escribir, pensar, leer temas, asuntos ajenos a tu trabajo cotidiano. Sí: porque el trabajo diario, pese a que te gusta, a veces es una condena. Fechas, extensiones, cumplir, escribir. Y más. Pero acá no. Acá no hay editores mediocres, ni comentadores que se creen más y te putean como si ellos fueran alguien y vos nadie. Eso. Simplemente eso.

Con todo

3/05/2009 02:11:00 a.m. / Comments (1) / by H.d.H.

Aquellos que tienen la suerte de leer mucho y con tiempo advertirán sobre todo en ensayos traducidos por traductores españoles varias muletillas, construcciones ajenas al hablar cotidiano. Una de ellas, por ejemplo, es "con todo", un resumidor, especie de "por eso", "así dicho", "ergo", etc. Suele aparecer a comienzos de una oración, sobre todo de un párrafo. Pero ojo: cuidado con que se escape en el colectivo o en el habla cotidiana. El "con todo" puede terminar "con nada".

Todos los días, todos

3/05/2009 02:02:00 a.m. / Comments (0) / by H.d.H.



Hiroshima, Nagasaki, atolón de Bikini y más...

¿Quién quiere ser un desclasado?

3/05/2009 01:56:00 a.m. / Comments (0) / by H.d.H.

El cine es tal vez la única máquina cultural capaz de romantizar la pobreza, la tortura, las violaciones a los derechos humanos y provocar que la gente --los espectadores devoradores de pochoclo-- salgan felices de las salas luego de ver picanazos, violaciones y todo tipo de privaciones. Y encima, recibe el Oscar. Las luces se apagan, los cheques se cobran, las taquillas recaudan plata. Y después, todo, la pobreza, la tortura, las violaciones a los derechos humanos, seguirá existiendo justo ahí, donde estuvo en un principio, como si nada hubiera ocurrido.

Jós-tel

3/04/2009 11:52:00 a.m. / Comments (2) / by H.d.H.

Los hostels parten de un rasgo vital: la suerte de no ser. No son hoteles cinco estrellas (no son hoteles en absoluto), no son hosterías, no son hostales. Son, simplemente, hostels: expresión máxima del gasolerismo argentino e internacional que le da un poco de oxígeno y paz económica a aquellas personas que siguen apostando a los viajes como experiencia mística y vital. Como toda institución que se precie de tal, cuenta con sus reglas tácitas y también no dichas. Lo que se debe hacer (pagar, lavar las cosas que uno usa, etc.) y lo que no (matar a nuevos nuevos visitantes, ser quilombero, robar). Inevitablemente, el corazón del hostel no está en las habitaciones sino en la heladera: ese espacio gélido minúsculo, trinchera de conflictos y en el que los olores se mezclan hasta vencerse. Ahí, en la heladera, la cordialidad impostada del visitante se suspende. Ahí, cada uno, retrocede miles de años de evolución y defiende su comida como un Homo habiliis, Homo florensis que defiende su presa recién cazada.

Este blog ya resucitará....

3/04/2009 11:50:00 a.m. / Comments (0) / by H.d.H.

Bat-man

1/28/2009 11:42:00 a.m. / Comments (1) / by H.d.H.

Cuando un murciélago entra en tu casa, el mundo se suspende. No importa lo que hay en la televisión, afuera en la calle, debajo de tu remera, no importa que el dólar se vaya por las nubes junto a tus sueños de autonomía e independencia. No importa nada: todo se focaliza en este animal, una rata alada que nadie invitó y que todos --uno-- quiere que se vaya rápido. Pero no lo hace y te preguntás por qué. Las coordenadas básicas con las que te movés se sacuden. La civilización es invadida por esa dimensión desconocida (e impredecible) de la animalidad. No querés matar a nada ni a nadie pero tampoco querés convivir ni un minuto más con "eso", un extraño, un verdadero alien que más de hablarte de él con sus sonidos y sus aleteos huecos habla de vos: cómo alguna vez vos --tu especie-- fuiste eso, puro instinto, movido por los estimulos de ambientes que más que invitarte a entrar te expulsan e invitan a salir.

Odio

1/28/2009 11:35:00 a.m. / Comments (1) / by H.d.H.

Para calmar la angustia, el psicólogo te dice: "es bueno conocer a tus amigos pero mejor es saber que tenés enemigos. Al menos, así, hay algo de certeza". Seguramente, estaba haciendo su trabajo: es decir, ganando su exorbitado salario con las pocas palabras que arroja por sesión. Lo cierto es que no calma un carajo. Así como comer, ir al baño, respirar y tener un techo, el ser humano tiene otra necesidad: ser querido. No sólo por padres, hermanos, abuelas, amigos, novios o novias. Ser querido, también, por todo el mundo. No es muy agradable descubrir un día que a varias decenas de personas que no te conocen (o que sí te conocen) no les agradás, no te toleran. "¿Pero qué hice?", te preguntás buscando rastrillar en tu memoria y encontrar una razón, una causa a tanto rechazo. Lo peor es que no encontrás nada. Te sorprendés, más bien, que tu imagen de chico/chica bueno/a no convence al 100%. Siempre, por h o por b, como se dice, alguien te da una bofetada, a lo lejos, en silencio, sin la más mínima razón.

Nadar solo

1/21/2009 06:18:00 p.m. / Comments (0) / by H.d.H.

Respirar. Hacer una lista de cosas a tirar. Respirar. ¿Tiro o no tiro?. Patada. Mandar el mail. Esquivar. Ordenar los libros. Respirar y brazada. Bajar eso. Respirar, empujón, media vuelta. Escribir eso. Respirar, brazada, patada...

Fondue

1/13/2009 01:26:00 a.m. / Comments (0) / by H.d.H.

Una fondue es más que una especie de olla suspendida sobre un improvisado fuego. Si se la diseca bien se podrá advertir sus múltiples significados: una fondue tiene mucho de cajón: un espacio parecido a un agujero negro en el que se hunden cosas y difícilmente se recuperan; un espacio en el que se revuelve una y otra vez luchando contra una marea espesa; un espacio --también-- en el que se ingresan y extraen objetos. Y es también un ticket a un viaje en el tiempo que desplaza a quién la disfruta a una época prehistórica, prefastfood y de consumición individualizada (esto es, cada uno con su plato), más cercana al potlach, a la tribu, a la olla común sostenida y magnetizada por el fuego.

Alternativa

1/06/2009 12:29:00 p.m. / Comments (1) / by H.d.H.

¿Existe alguna manera secreta --conocida sólo por unos pocos-- para abstraerse de aquella realidad a medias construida por los medios? Porque seguro que hay otra realidad, una sin noticias de robos, aumentos cotidianos, culos en Mar del plata y minas anoréxicas sonriendo a lo loco en "Punta". Un mundo sin chimentos, sin caos, sin saturación, sin "famosos". La vida pasa por otro lado, ¿no? ¡¡¡¿no?!!!

Límites

1/05/2009 12:09:00 p.m. / Comments (0) / by H.d.H.

¿Cúal es el límite de edad para dar el asiento? Y acá hay que ponerse estrictos, destruir toda pretensión de machismo femenino (ese tipo de argumentos según los cuales por sólo el hecho de ser mujer hay que darle el asiento, qué basura!, y después piden igualdad de derechos!). Es preciso establecer una especie de tablita de machinea pero para los medios de transporte en la que figura cuándo sí y cuando no. Porque una mina de buen pasar de 45 años no merece que le de el santo asiento que tardé tanto en conseguir. No da. Es injusticia. Peor las minas (no tan grandes) que se acomodan paradas bien al lado tuyo (sentado) y tosen, hacen que se caen, etc, para que le des algo que conquistaste con tiempo y paciencia en el trayecto de vuelta. Así no!

Asesino serial

1/03/2009 11:05:00 p.m. / Comments (0) / by H.d.H.

El DVD mató al trekking y al rebobinado!!!!!!!!! nooooooooooo!!!!!!!!!!!!!

Top the lo top

12/23/2008 07:32:00 p.m. / Comments (1) / by H.d.H.

Expresiones top

1. What pass
2. What the fuck!
3. Oh my gosh!!!!!
4. whass up??!!!!
5. riiily?
6. iu nou guat aimseying
7. Get out of here!
8. yeap
9. nop
10. (la peor de la peor) okis.

maquinista

12/19/2008 03:40:00 a.m. / Comments (0) / by H.d.H.

Y un día te das cuenta que tu trabajo te comió. Más bien, te fagocitó sin masticarte. Vivis trabajando, pensas en el trabajo y respirás trabajo. ¿Pero para qué? Si no te llena, no te gratifica como vos quisiera que te gratificara --con plata y simbólicamente--. Así te das cuenta que no sos más que una máquina, que todos los días hace lo mismo sin hacer ninguna diferencia. Los fines de semana amagás con respirar pero el respiro se acaba pronto. Y todo vuelve a comenzar de nuevo. Una y otra vez. Sin parar.

Aunque usted no lo crea

12/10/2008 06:31:00 p.m. / Comments (0) / by H.d.H.

Favor

12/09/2008 03:13:00 p.m. / Comments (3) / by H.d.H.

¿Alguien le puede decir a Osvaldo Laport que canta muy mal?

Cárcel de uno mismo

12/03/2008 02:34:00 a.m. / Comments (0) / by H.d.H.

Vivís en tu mundo y por un momento deseas, ansiás, fantasiás (y muchos otros verbos terminados en "as") con salir de él y meterte en otro. Ver y probar la realidad tal cuál lo hacen otros. Ni mejor ni peor: sino de una manera distinta, otra manera. Te cansás de vos, verte siempre en el espejo, saber que estás de por vida apresado a esa imagen que parece no cambiar pero cambia con los años. Ya lo notás acá y allá. No como si fuera algo malo sino extraño: querés salir de ahí, respirar y después sí, entrar de nuevo.